24.8.07

Las calles más caras de México

(En una pequeña recopilación con datos de precios, un resumen de los lugares donde más se pueden gastar esos pesos bien ganados).

¿Tiene dinero y no sabe qué hacer con él? Aquí es donde se lo puede gastar.

De acuerdo con el Reporte Urbanístico de las Naciones Unidas, la ciudad de México es la segunda urbe más grande del mundo, antecedida sólo por la ciudad japonesa de Tokio. Es difícil creer que hace sesenta años tuviera tan sólo tres millones de habitantes, contra los 19 millones que habitan hoy en día. Y es que, justo a mitad del siglo pasado, durante los veinte años del famoso “Milagro Mexicano” de bonanza económica, miles de mexicanos de todas partes de la república optaron por cambiar su residencia a esta localidad. La ciudad de México prometía mejor infraestructura urbana y con esto una mejor calidad de vida (cosa que hoy se puede poner en tela de juicio). La gran migración de gente atrajo aún más obras a la capital y esto atrajo más dinero.

La ciudad de México desde entonces pasó a ser una megalópolis. Y como toda gran urbe estilo París, Nueva York, Los Ángeles, Londres, Hong Kong, Goa, Tokio y demás, tiene los lujos más grandes para quien pueda darse el gusto de pagarlos. Estos están desparramados por distintas zonas de la ciudad, pero principalmente las siguientes son las calles más caras del Distrito Federal, el centro de la ciudad de México:

Para ese traje, o ese diamante…

Sin duda para tiendas de prestigio Presidente Masaryk. Esta calle, bautizada así por Lázaro Cárdenas en 1936, era una de las arterias principales de la entonces zona exclusivamente residencial de Polanco. Esta colonia fue poblada por gente que quería tener lujos, pero seguir cerca del centro, condición que sigue hasta la fecha con sus excepciones claras, como ocurre en todo México. Avenida Masaryk entonces fue vista como un lugar idóneo para los comercios que van de acuerdo con la personalidad recatada no oficial de la colonia. Y hoy en día está plagada de boutiques, o tiendas de lujo, y restaurantes finos (además de changarros, tiendas de abarrotes y taquerías , que si no, no sería México).

Restaurantes finos y hoteles caros también hay en esta calle, pero en particular las tiendas son las que llaman más la atención. Algunas de las que están hoy en día en Masaryk y sus alrededores son Bulgari, Versace, Zegna, Armani, Hermes, Julio, Luis Vuitton, Tane, Hugo Boss, Chanel, Prada, Loewe, Cartier, L’occitane, Kipling, Ferragamo, Mont Blank, Tiffany & Co., Escada, Adolfo Domínguez, Coach, Lacoste, Berger, Sony, Apple, Dolce & Gabbana, Cavalli, Fendi, Maxmara, Vertigo, Frattina, Macario Jiménez, Custo, Christofle, Adrianos, Fun & Basics, Puma, Furla, Von Dutch, Chopard, Replay, Cedosce, María Vázquez, Hernan Zajar, Pepa Bombo, Peugeot, Ferrari, Mercedes, y sí, la única concesionaria de México que vende Rolls Royce.

El promedio de los precios de los artículos más económicos de estas tiendas, pueden rondar los trescientos o quinientos pesos, mientras que los más caros, sin contar los automóviles, pueden estar entre los 50,000 y 200,000 pesos. Un “precio promedio de un artículo tipo Masaryk”, puede estar entre los cinco mil y diez mil pesos.

Los posibles competidores de esta calle son Altavista en el sur de la ciudad, que tiene también boutiques como Timberland y concesionarias como BMW, o Ejército Nacional, también en Polanco, debido al centro comercial Antara que tiene muchas de las tiendas de Masaryk y otras distintas como Adidas, Nike, Nautica, Harry Winston, Lord & Taylor, Banana republic, Givenchy, Prada, Vasarelli, Oscar de la Renta, Clinique, Liz Claiborne, Ricci, Yves Saint Laurent, Ralph Lauren, DKNY, Massimo Dutti y otro largo etcétera.

Para vivir en ese penthouse con helipuerto y alberca…

Un sólo terreno en la Avenida Bernardo Quintana, de once mil metros llegó a costar cerca de 90 millones de pesos cuando el gobierno del Distrito federal lo vendió hace unos meses. Esto es en la zona poniente, en Santa Fe. Esta zona, antes un basurero lejano, tuvo gran crecimiento en las décadas pasadas, y gracias a la carretera que la conecta con Toluca, los nuevos puentes que van hacia el sur del Didtrito Federal, su cercanía con Reforma, las escuelas, universidades, centros comerciales, hospitales y oficinas de la zona, ha tenido una plusvalía impresionante.

Otros terrenos de la zona, aledaños a la Avenida Bernardo Quintana, de acuerdo al Gobierno del Distrito Federal, están en los 20 mil pesos por metro cuadrado. Muchos de los altos edificios residenciales de esta calle, cuentan con helipuerto, alberca, gimnasio, salones de eventos, seguridad privada, áreas verdes, juegos infantiles, cancha de tenis y padel, ciclopista y en fin, cualquier otra cosa que se le ofrezca a los moradores.
Algunos conjuntos tanto de casas como de departamentos son el Mirador, Mirage, Secoyas, Dos Vistas, El Refugio, Hacienda Santa Fe, Cañada, Rancho Santa Fe, Real de Santa Fe y Los Patios. Revisando el sitio de internet de algunos de estos conjuntos se encuentra que un departamento de 200 metros en un primer piso, con un baño y dos recámaras, cuesta alrededor de 300 mil dólares. Los precios claramente varían de conjunto y de tamaño del lugar, pero el más barato es probable que cueste 200 mil dólares, mientras que los más lujosos estén en el medio millón de dólares.

Según Softec, consultores en asesoría inmobiliaria, las probables competencias de la Avenida Bernardo Quintana están en San José Insurgentes, con 23 mil pesos el metro cuadrado, en la Cuahutémoc con 24 mil pesos, en la Condesa con 25 mil pesos. Claro que no tienen el lujo de los de la Avenida Bernardo Quintana, ni están sobra una misma calle, sino regados por toda la colonia. Y lo que eleva el precio de estos últimos es la ubicación cercana al centro. Hay zonas fuera del DF, pero en la zona conurbada que son aún más caros, como Bosquerreal, con un precio de 36 mil pesos el metro cuadrado e Interlomas, con zonas de 30 mil pesos el metro cuadrado.

Para esa oficina sencilla en el vigésimo noveno piso…

Prolongación Paseo de la Reforma, en lo que se convierte la avenida principal de la ciudad, es donde muchos grandes corporativos han decidido poner sus oficinas. Paseo de la Reforma es una calle de gran extensión más de 12 kilómetros de largo, fue planeada por el emperador Maximiliano de Hasburgo en el siglo XIX. Originalmente salía del castillo de Chapultepec, se llamaba Paseo del Emperador. De hecho, gracias a la Estatua de Cristóbal Colón, colocada en el mismo siglo, se les dio el nombre de “Colonias” a los barrios de la ciudad de México.

En la parte del suroeste de esta vía, que va hacia Santa Fe, están los corporativos de Hewlett Packard, Walt Disney, Chubb, Forasteri, FISSA, JH, Sun Microsystems, Volvo, Columbia Tristar, Santander Serfín, Volaris, Bimbo y embajadas de distintos países.

Sin embargo, la zona de Santa Fe ya mencionada antes vuelve a la pelea, con la Avenida Vasco de Quiroga. Ahí hay oficinas de Pepsico, Kraft, Phillip Morris, Lexmark, Silicon Graphics, Adecco, Telefónica Movistar y muchas más se encuentran en esta vía. Los edificios son mucho más modernos que los de Reforma y diseñados de manera vanguardista. La cercanía con las otras empresas, además de la infraestructura que ya se mencionó de la zona, son los disparadores de tales precios.

De acuerdo a la empresa de bienes raíces Colliers International, los precios de renta a pagar más bajos en estas dos calles están en 25 mil pesos el metro cuadrado, mientras los más altos están en 30 mil pesos. Estos edificios muchas veces cuentan con vigilancia especializada, aire acondicionado y un sistema de registro de visitantes impresionante.

Pero la calle más cara para rentar no está en ninguno de estos dos lugares, sino en Insurgentes, al sur de la ciudad, con un precio promedio de 50 mil pesos el metro cuadrado en muchos puntos del trayecto de la calle. Sin embargo, el promedio de todo Insurgentes sur no es tan alto como en las opciones de Reforma y Santa Fe, en la ganga de 20 mil pesos el metro cuadrado contra los 25 mil mencionados de estas otras dos opciones.

Para esa escapada de fin de semana…

Los hoteles en Campos Elíseos son los que compiten con el resto del mundo en calidad y en precio. Campos Elíseos se encuentra cerca de Reforma a la altura del Auditorio Nacional, los museos y Chapultepec. Hoteles como el Nikko, el Presidente Intercontinental y el W, son claro ejemplo de los lujos que se pueden encontrar en esta zona que además está en una excelente ubicación cercana a Reforma y a Polanco y relativamente cerca del centro. Con restaurantes de primera calidad, servicio impecable, salas de juntas, spas, diseños clásicos o vanguardistas y habitaciones amplias, son de los lugares más caros para alojarse.

Otra calle que compite es precisamente Reforma, con el Melía, el Fiesta Americana, el Imperial, el maría Cristina y el Sevilla Palace. Casi igual que los anteriores en calidad y precio.

Para pensar en los precios más bajos, se encuentran reservaciones para algunos de estos hoteles en habitaciones baratas en que la noche está en 300 dólares, mientras que las habitaciones mejores están en 1,300 dólares la noche en promedio.

El tercer competidor es la Zona Rosa, un barrio pegado al Centro Histórico, con muchos hoteles de lujo, como el Sheraton. Estos hoteles están obviamente más cercanos al centro, pero a la vez con menos habitaciones en promedio y no están juntos como los de las calles anteriores.

Para esa salida en la noche…

La Avenida San Jerónimo tiene nada más y nada menos que media docena de antros. Ahí los jóvenes pasan la noche en compañía de sus amigos. Una botella puede llegar a costar 3,000 pesos, una copa 50. Esta calle desemboca por otra avenida del sur, Revolución. Envuelta entre zonas residenciales y comerciales. Cantinas no son la excepción tampoco por estos rumbos.

Pero para comer bien, la zona de Polanco y Lomas vuelven a ganar. Estas zonas tienen todo tipo de comida: mexicana, internacional, oriental, francesa, italiana, mexicana, sudamericana…Un platillo fuerte está entre los 150 y 300 pesos. Una cena para dos puede llegar a costar hasta 3,000 pesos.

La Mansión, Chez Wok, Mandarin House, El Rincón Argentino, El Mesón del Perro Andaluz, Le Bouchon, L’Alsace, Les Celebritès, Au Pied de Cochon, La Petitx France, Saint Honoré Gourmet, Bondy, Casa e Campo, Coconut, Crab House, El Estoril, La Chimenea, la Hija de Moctezuma, Restaurante del lago, Mazzarino, Melée Steak, Pasta y Vino, Petaluma, Alfresco, Il Mercato, La Bottiglia, La Casa de las Milanesas, Rugantino, Otra Cosa, Casa Portuguesa, L'Osteria del Becco, Mezzanotte, L’Osteria del Becco, Los Alcatraces, La Oveja Negra, Benkay, Suntory,Los Almendros, Los Naranjos, Águila y Sol, Fonda Santa Clara, Fonda del Recuerdo, La Galvia,Hacienda de los Morales, Isadora, L'Heritage, Izote, Acqua, Costa Dorada, Steak and Lobster, Los Arcos, Milomita, Brasileríssimo, Vong, Mazurca y Hunan son unos cuantos ejemplos. Las calles que más tienen restaurantes de este tipo son Presidente Masaryk, Reforma Lomas, Palmas y Campos Elíseos, ya ganadoras de los precios más caros en otros rubros.

Esta gran metrópolis tiene sus lujitos, hay que verlos. Y es fácil gastar dinero en la ciudad. Y no todos los lugares caros valen la pena. Así que es mejor revisar cuáles son de categoría y cuáles son simplemente una estafa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario