28.2.06

Él es el fürher

Nadie le cuestionaba nada. Nadie le decía que no. A pesar de la inminente caída del reich alemán, nadie levantó un dedo en su contra. Ésta es la historia que narra “La Caída”, una de las pocas películas alemanas de este tema estigmático para ellos.

La película llega a la historia de la Segunda Guerra Mundial, justo cuando los rusos están a tiro de mortero de Berlín, y detalla las historias de mucha de la gente que estuvo cercana a Hitler en sus últimos días, de cómo era su vida y sus expectativas, y de cómo mucha gente seguía cegado por las creencias nazis, con todo y los rusos a la vuelta.

Cuando Eichinger, leyó Der Untergang (La Caída) del escritor Joachim Fest, vio que por fin podía escribir esta historia dramática, en la que se reflejaba el poder que Hitker tuvo por doce años, derrumbado en doce días. También leyó las memorias de una de las protagonistas de sus historia, Tadl Junge, la secretaria personal de Hitler. “Los últimos días nos dicen mucho de cómo el fanatismo masificado funcionó en el régimen el sus primeros años, y cómo continuó hasta el final amargo”, comentó Eichinger. Como director contrató a Hirschbiegel (“El Experimento”).

Entonces nos tropezamos con un abanico de personajes de todo tipo: la secretaria personal susceptible (María Lara, “Dr. Zhivago”), un general ebrio y sin esperanza (Kretschmann, “El Pianista”), un doctor que quiere ayudar antes de ser ayudado, un niño soldado, una familia Goebbels suicida, tres generales lambiscones y todos ellos coronados por un Hitler enérgico y desviado ya totalmente de la realidad.

Ganz (“Pan y Tulipanes”, “Lutero”, “El Amigo Americano”), nos tumba del asiento con su actuación explosiva y visceral. Nos hace sentir rabia y pena a la vez, al encarnar a un humano que nunca ha conocido un fracaso mayor en su vida, que está ya debrayando en recursos para salvarse que no existen. Logra un auténtico tour de force*, demostrando unas habilidades histriónicas que nos llevan del llanto al enojo en segundos.

Valen la pena las casi tres horas en el cine. Valen la pena para saber la visión alemana de lo que realmente pasó. Valen la pena por el pequeño comentario al final de la verdadera Tradl. Valen la pena por la crudeza real de las imágenes. Valen por cada minuto que Ganz grita y resopla. Valen la pena para saber quién es el führer de la actuación.
The Downfall: Hitler And The End Of The Third Reich, Alemania, 2005 Bruno Ganz, Alexandra Maria Lara, Juliane Kohler, Thomas Kretschmann, Ulrich Matthes, Oliver Hirschbiegel Director, Bernd Eichinger Guionista y Productor

*Tour de force – a masterly or brilliant stroke, creation, effect, or accomplishment (lit. “feat of strength”).

No hay comentarios:

Publicar un comentario